¿Timidez? ¿dificultad para convivir socialmente? (personalidad evitativa) ****

La timidez nos lleva a tener gran temor de ser mirados y notados. Tiene un componente muy desagradable que la complica: el sudor, el temblor, el “ponerse rojo”, el quiebre de la voz. Así, pasa que si tenemos ese problema, nos cuesta mucho trabajo disimularlo. Pareciera que el cuerpo nos traiciona, ya que justo queremos que no se nos note la inseguridad y se nos nota más.

Muchos consejos hay para la gente tímida, pero generalmente se trata del tipo de acciones que hacen con facilidad las personas extrovertidas y desparpajadas.

La mayoría de la gente no sabe que hay personas que no logran ir al banco porque les cuesta trabajo indicar qué trámite quieren hacer al cajero. Una pacienta alguna vez me decía que ir a un restaurante y pedirle la mesero la comida le parecía un acto de soberbia insoportable: “¿quién soy yo para pedirle a otro que me traiga la comida a la mesa?”. Y así puede suceder con innumerables situaciones sociales.

Dar la mano a manera de saludo puede ser una verdadera tortura por el temor a que estemos sudados, fríos o temblorosos. Que nos miren a la cara puede ser peligrosísimo porque tal vez nos pongamos colorados como camarón. Bailar resulta a veces un acto casi impensable porque implica darle soltura a un cuerpo del que a veces nos sentimos avergonzados o incómodos.

Una complicación fuerte es la “timidez amorosa”: la dificultad del acercamiento físico y emocional con otro para lograr mayor intimidad. “Qué tal si me huele feo la boca”, “¿y si me toca mi lonjita?”. “Si no tuviera un diente un poco chueco tal vez podría reír con mayor facilidad”.

Miedo a decir algo que nos deje en ridículo en público, que denote falta de cultura o de dicción o mal gusto son muy frecuentes en gentes inseguras socialmente. Las personas muy tímidas repasan noches enteras sus encuentros sociales consigo mismas y se averguenzan a posteriori de lo que dijeron o no dijeron, de si rieron o si no rieron y hasta se vuelven a poner “rojas” e inquietas al sólo recordar.

No es de extrañar que gentes que se beneficiarían de una ayuda psicoterapéutica no lo hacen por… timidez de consultar al terapeuta.

Curriculum Dra. Noemí Guzik

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s