Ciclo y curso (de la conducta que se repite y de la que cambia) *****

La personalidad consiste en una serie de conductas que se repiten (ciclos) y otras que varían (curso). Estas últimas generan modificaciones de actitud, sentimientos, acciones, perspectivas.

Es natural que muchas de nuestras maneras de ver el mundo y de comportarnos en él se repitan, pues reeditan lo que hemos aprendido a hacer y entender. Pero cuando no podemos darnos cuenta cabal de que ante circunstancias diferentes podemos tomar otros rumbos y actos, caemos en lo que algunos llamarían psicopatología y yo denominaría “estancamiento”.

La desesperanza, que es la sensación de que las cosas no varían o se pueden cambiar o mejorar, se da cuando uno no se percata de que aunque soluciones a problemas no se han podido dar en el pasado, las circunstancias actuales tal vez han variado y es posible imaginar nuevas alternativas o intentar de nuevo las anteriores para obtener diferencias, cambios, mejoras o simplemente dejar de estar atorados en los asuntos.

La psicoterapia es una alternativa que permite, en el intercambio con un otro, profesional en el campo de la conducta y emoción humana, identificar las recurrencias -aquéllo que siempre hacemos de casi la misma manera- y las posibilidades de mover el curso de acción a nuevos derroteros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s