Ansiedad, angustia, inquietud ****

Las
personas usamos muchas palabras diferentes para representar la ansiedad.


Para
algunas la sensación se describe mejor como temor, para
otros como corazón inquieto, nerviosismo, angustia,
aprehensión, desesperación, un hoyo en la
barriga, opresión en el pecho, dificultad para respirar,
pensamientos feos, inquietud. O bien algo así como intranquilidad, falta de paz, debilidad,
cobardía, pasos en la azotea, persecusión,
tensión, inseguridad.


Hay
una sensación de falta de paz, de desasosiego, de
alerta, de que algo malo puede suceder, de preocupación vaga
o bien definida.


Un
poco de ansiedad es un motor excelente para funcionar pues genera una
tendencia a la acción y el movimiento. Nos ayuda a ser
creativos para buscar soluciones y nos inyecta ánimo para
hacer lo que nos toca. Pero el exceso genera parálisis,
falta de concentración, dolor emocional, inquietud y
malestar físico desde leve hasta agudo.


Como
dice el dicho, ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre.


Si
tu ansiedad es ocasional y pasajera, no te preocupes, si es
generalizada, ocupa parte de casi todos tus días y te causa
malestar, atiéndete.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s