Problemas para concentrarse *** *****

Cuando la atención a una tarea se interrumpe fácilmente con el surgimiento de otras necesidades que la distraen, posiblemente estemos enfrente a un problema de concentración. Es toda una disciplina el lograr que la tarea que realizamos en un momento dado no tienda a verse suspendida por toda clase de urgencias que a cada momento se nos presentan.
*** ***
Pondré un ejemplo: cuando estamos escuchando una canción que realmente nos encanta, posiblemente no oigamos el timbre de la casa ni nos demos cuenta de que tenemos sed. Al momento de terminar la melodía que nos cautiva, estaremos en condiciones de poner atención de nuevo a otros detalles del entorno. ¿Por qué no podemos lograr prestar esa misma atención, dedicación y continuidad a otras cosas, por ejemplo, un trabajo que tenemos que realizar en la computadora, la lectura de una información relevante al trabajo o estudio o hacer de una buena vez el aseo de una habitación?
*** ***
La desatención es selectiva, siempre habrá alguna actividad en la que logremos poner toda nuestra atención. Por ejemplo al tratar de pasar un nivel en un juego de la computadora o el celular, al intentar entender la trama de una discusión, al leer el mensaje que nos mandó alguien importante para nosotros.
*** ***
Es cierto que existe un porcentaje pequeño de personas que tienen un problema de concentración con causas de tipo funcional u orgánico (un trastorno o deficiencia debido a algún trastorno cerebral) pero esos casos extremos son los menos comunes. En esas circunstancias, sólo en esas, es importante tomar algunos medicamentos que nos ayuden con este problema.
*** ***
A veces, problemas serios de la vida nos impiden concentrarnos: enfermedades propias o ajenas, asuntos financieros, problemas interperrsonales, dificultad para lograr algunas cosas que necesitamos, confusiones, etc.
*** ***
La falta de motivación es un factor muy común en los problemas de concentración. Si uno hace cosas que no siente que le reporten gusto, satisfacción o retroalimentaciones positivas, seguramente tendrá fallas en su capacidad de seguir en el camino.
*** ***
En algunos casos la falta de concentración se debe a un problema depresivo. Uno de los síntomas de este padecimiento es la dificultad para continuar con las tareas ya sea por falta de energía o por que la mente está divagante y dispersa.
*** ***
A veces se trata de un problema de rebeldía con la autoridad y las imposiciones sociales o la necesidad no muy clara para la persona misma de defraudar a otros y no cumplir con sus expectativas.
*** ***
Empezar a pensar en las posibles causas y maneras de funcionar ante la falta de concentración y productividad es un buen inicio para enfrentar el problema.
*** ***
Cuando la situación es persistente y deviene en intranquilidad, desadaptación, dificultad de conseguir metas y proyectos, una opción es acudir a tratamiento psicoterapéutico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s